Mi Godó

El Trofeo Conde de Godó es un torneo muy especial. Este año celebra su 55º edición y cuenta con 4 jugadores entre los 10 primeros del mundo (Nadal, Davydenko, Robredo y Nalbandián), aunque el favorito claro es Rafa Nadal. Fuera de lo puramente deportivo el Godó es un clásico, un torneo con solera, ‘mucho sabor’ y los propios jugadores suelen considerarlo como uno de los mejores del mundo.

migodo2

En 1981 fui por primera vez con mi padre que me premió por haber obtenido buenas notas y ya me empecé a ‘enganchar’. En aquella ocasión Ivan Lendl arrasó en la final a Guillermo Vilas por 6-0, 6-3 y 6-0. Después estuve algunos años sin ir (supongo que no sacaría muy buenas notas) hasta 1991. Desde ese año he acudido todos sin excepción, con el de este año 18, por lo que me siento un poco parte del torneo. El año que más disfruté fue en 1998, en el que mi amigo Alberto Berasategui alcanzó la final donde fue superado por un inspirado Todd Martin.

El Godó es también una feria del tenis: durante la semana se cierra una calle anexa al RCT Barcelona-1899 y se colocan 20 ó 30 stands con las principales ‘marcas’ de tenis entre las que destaca el Stand de Wilson de mi amigo Sergio Pérez, en el que con un radar especial uno puede medir su velocidad en el servicio o romperse el brazo intentando impresionar a su acompañante. Existe también una zona acotada llamada ‘village’ en la que importantes empresas y/o instituciones aprovechan para invitar a clientes, amigos… Una buena parte de la ‘jet set’ barcelonesa tiene una cita obligada en el Godó.

Pero dónde hay más ambientillo es en el club. Ahí se encuentran el vestuario, la sala de jugadores, las oficinas del club y la cafetería. En las mesas de la cafetería se cuecen cambios de entrenador, fichajes para torneos, nuevos contratos de ropa y raquetas, etcétera A mí siempre me ha hecho ilusión estar tomando una Coca Cola y un ‘pa amb tomaca’ y que en la mesa de al lado estén Ivan Lendl, Boris Becker, Juan Carlos Ferrero o Rafa Nadal.

El presidente del club es Juan María Tintoré y el director del torneo Sixte Cambra. Ambos son una parte importantísima del evento tanto a nivel institucional como organizativo. También hacen un gran trabajo el jefe de prensa Pedro Hernández y el gran médico santanderino, especialista en tenis, Ángel Ruiz Cotorro. Ambos gozan de la confianza de los jugadores y eso se nota en la buena marcha del torneo.

En lo deportivo, en un torneo en tierra sólo hay un favorito: Rafa Nadal.

26 de Abril de 2007 en ‘EL CORREO’

Deja un comentario