Último ‘passing’ de agassi

IGOR DEL BUSTO/PRESIDENTE FEDERACIÓN VASCA DE TENIS Y PROFESOR NACIONAL

Andre Agassi jugó el domingo su último partido en el US Open. Tuve la suerte de verle este mismo año en la central del All England Club de Wimbledon ante Rafa Nadal, al que iba venciendo por 5-2 en el ‘tie-break’ del primer set antes de sucumbir ante el fenómeno de Manacor. Pero la primera vez que pude verle fue en 1988 por televisión en el torneo de Forest Hills ante Zivojinovic. Era diferente a todo lo que se había visto. Pelo largo teñido, pantalones cortos vaqueros, zapatillas Nike ‘psicodélicas’ y le daba unos ‘palos’ a la bola que no eran normales.

Al año siguiente coincidí con él entrenando en la Nick Bollettieri Tennis Academy de Florida, en la que también estaban Jim Courier, Pete Sampras y Monica Seles. Andre entrenaba en una pista contigua a la mía, ‘a puerta cerrada’ con un ‘sparring’ colombiano llamado Raúl Gómez. Al ser un jugador talentoso, no entrenaba muchas horas. La pista estaba cerrada ‘a cal y canto’ y sólo podíamos estar allí los ‘de confianza’. Después de haber firmado por la marca de raquetas Donnay su nueva herramienta no le gustaba, por lo que seguía jugando con la antigua Prince y no quería que nadie le viese. Al final Donnay ‘copió’ la Prince y la ‘pintó’ de Donnay, una práctica habitual en el circuito.

Tanto Agassi como su coetáneo y compatriota Pete Sampras vestían Nike’,’ pero, aún teniendo peor ránking que Sampras, a Agassi le pagaban mucho más. Esa imagen irreverente, desenfadada, rompedora, juvenil y ese carisma especial encajaban mucho más con Nike. Curiosamente Agassi, tras toda una vida con Nike, fichó hace un año por Adidas, quizás influido por su mujer, Steffi Graf. Su preparador físico era un chileno de origen vasco llamado Pat Etcheverry que tenía como asistente a un ‘gorila’ de 1’90 m y 140 kilos llamado Gil Reyes que hacía y todavía hoy en día hace las veces de guardaespaldas, acompañante, etcétera

{googleAds} {/googleAds}

El palmarés de Agassi es espectacular, lo ha ganado todo y en todo tipo de superficies: Australia, Roland Garros, Wimbledon, US Open, el Masters, la Copa Davis, los JJ OO, además de un sinfín de torneos por todo el mundo. Desde Rod Laver en 1969 es el único que ha vencido en los cuatro Grand Slam, aunque lo haya conseguido en años diferentes. Está entre los grandes del tenis como Bill Tilden, Don Budge, Pancho González (ex cuñado de Andre), Rod Laver, Bjorn Borg, McEnroe y Federer. El de Las Vegas fue además un soplo de aire fresco para un tenis lleno de sacadores y pasabolas.

Su principal virtud ha sido su espectacular velocidad y coordinación de manos, tanto de derecha como de revés, que aprovechaba jugando muy dentro de la pista. Esto le permitió tener uno de los mejores restos del circuito y hacer frente a grandes sacadores. Le daba igual lo rápido que viniese la bola; mientras no fuese inalcanzable, la devolvía más rápido todavía. De fondo de pista casi no tenía agujeros. Imprimía un ritmo infernal, abriendo grandes ángulos y conectando multitud de ‘passing-shots’ y golpes ganadores. Con su saque, sin llegar a ser un ‘canon ball’, consiguió también muchos puntos, mientras que la volea nunca fue nada del otro mundo, aunque hay que reconocer que prácticamente no le hacía falta volear. Te echaremos de menos Andre.

Video de la despedida de Andre Agassi

Deja un comentario