Un supertorneo

IGOR DEL BUSTO
Ayer comenzó el Master Series de Madrid, un gran torneo. ¿Pero cómo de grande?, se preguntarán algunos. Los torneos más importantes por su historia, prestigio y palmarés son sin duda los 'Grand Slam':
Open de Australia, Roland Garros, Wimbledon y Open USA, con casi 7 millones de dólares en premios cada uno. En un escalón inferior estarían los 9 Master Series, entre los que además del de Madrid están los de Indian Wells, Miami, Montecarlo, Roma, Hamburgo, Toronto, Cincinatti y París-BerÇy, que reparten unos 2 millones de dólares en premios cada uno. En el tercer nivel encontramos los International Series Gold como el Conde de Godó, que reparten unos 850.000 dolares.

A continuación tenemos los International Series, como el Open Comunidad Valenciana, que reparten unos 400.000 dólares y después los Challenger como el de El Espinar en Segovia que distribuye unos 125.000 dólares, aunque puede haber 'Challengers' que sólo repartan 25.000. Por último estarían los Futures de 10.000 ó 15.000 dolares, que es el tipo de torneo que se disputará con toda probabilidad en el Club Kiroleta de Bakio en agosto de 2007.

El dinero lo puede casi todo y vemos que torneos con solera, categoría e historia como el Godó son superados económicamente por 'nuevos ricos' como el Master Series de Madrid. En su favor hay que decir que este torneo es 'nuevo rico' a medias. La capital contó durante muchos años con un gran torneo, conocido como el Gran Prix de Madrid, que se disputó casi siempre en el Club de Campo, en el CT Chamartín y un año en la Ciudad Deportiva del Madrid.

Pero tras algunas malas gestiones en la organización, Madrid se quedó sin torneo, hasta que en 2002, y como una actividad más para la promoción de la candidatura Madrid 2012, se decidió alquilar los derechos del torneo de Stuttgart al ex tenista rumano Ion Tiriac. Y aunque no se consiguieron los Juegos parece que con el tenis han acertado.

En la actualidad el torneo se ha convertido en un gran evento: las empresas más importantes alquilan palcos para sus mejores clientes y toda la jet 'rosa', económica, política y deportiva madrileña se pasea por el Madrid Arena. Por si fuera poco todo el papel está vendido desde hace meses y la reventa está por las nubes. En lo deportivo, tras varios años en los que sólo venían dos o tres 'top ten', este año están los 10 mejores jugadores del mundo y todos esperamos un duelo Federer-Nadal. Está en juego el meterse entre los 8 tenistas que disputarán la Copa Master en Shangai. El nivel de este año es tan alto que el 46º del mundo ha tenido que jugar la previa.

El favorito claro es Federer. Tras él pondría a Ljubicic, Nalbandián, Davydenko, Blake y Nadal. El manacorí ganó el año pasado y aunque no es su superficie favorita no viene a pasearse. La pista de GreenSet no es muy rápida, pero los 800 metros de altura de Madrid hacen que la bola corra muchísimo. El servicio será fundamental. Recuerdo una anécdota del año pasado: estaba sentado en primera fila de un fondo y dudaba sobre si las flores que había encima de la publicidad de la pista eran naturales. Pues en la semifinal contra Nalbandián Ljubicic me sacó de dudas: el croata hizo un 'ace' a 228 km/h que impactó contra las flores y los pétalos destrozados cayeron sobre mi cabeza demostrando que eran naturales y demostrando también que aunque hay una red protectora hay que estar muy atento para que la bola no te rompa la cara.

 

17 de Octubre de 2006 en El Correo

Deja un comentario